Esclerosis Múltiple Entendiendo la EM

Causas, diagnóstico, pronóstico y tratamiento

Estas páginas proporcionan una guía de fácil comprensión sobre el estado actual del conocimiento acerca de la EM. Si quiere entender mejor su situación o si tiene alguna pregunta en particular, eche un vistazo a la página de Preguntas Frecuentes. Si busca comprender la EM en mayor profundidad, vaya a la página que trata de la Investigación sobre la EM.

Qué es la EM?

La Esclerosis Múltiple (EM) o esclerosis en placas es una enfermedad del sistema nervioso central (SNC). Lesiona la vaina protectora  de las fibras nerviosas (mielina) influyendo negativamente sobre las funciones motoras, la sensibilidad, el equilibrio, la palabra, la visión y el control de los esfínteres.
 Aparece generalmente entre los 15 y 50 años. Afecta con más frecuencia al sexo femenino que al masculino. La enfermedad no es hereditaria aunque su prevalencia aumenta en familiares de personas con EM (de 10 a 40 veces más).

Causas de la esclerosis múltiple

Transmisión normal y alterada de la señal    Señal nerviosa normal

 

Nervio con transmisión de señal dañada.

 


Remielización, p.ej. reconstrucción de mielina dañada; la capa reparada de mielina es más delgada e interrumpida por más nudos que originalmente.

Las causas de la EM no se han establecido todavía por completo, aunque es muy probable que sean de origen autoinmune. Esto significa que, por motivos todavía no completamente conocidos, el sistema inmunológico, destinado a la defensa del organismo, arremete erróneamente contra la mielina, provocando con el paso del tiempo la aparición de lesiones de desmielinización y, posteriormente, cicatrices (placas) en distintos puntos del SNC. La desmielinización puede afectar a zonas diversas del SNC y la distinta localización de las lesiones es la causa de la variabilidad y multiplicidad de los síntomas (trastornos motores, sensitivos, de la coordinación, del lenguaje, vesicales, intestinales, etc.).

Síntomas de la enfermedad

En algunos casos, los síntomas son clínicamente evidentes pero en otros están más diseminados y son más subjetivos (fatiga, alteraciones cognoscitivas) hasta al punto de que, al menos inicialmente, son infravalorados por el médico y los familiares. Esto puede generar retrasos en el diagnóstico y frustración en el paciente que permanece incomprendido durante largo tiempo.

Tipos de esclerosis múltiple

Existen diversas formas de la enfermedad, principalmente formas remitentes y formas progresivas.

  • En las formas remitentes, la aparición de los síntomas va seguida de su remisión total o parcial. Esto significa que, en algunos casos, al menos desde el punto de vista funcional, la lesión puede regresar completamente; en otros, a pesar de observarse una mejoría, puede quedar cierto grado de lesión permanente. El intervalo entre una reagudización y la siguiente puede ser incluso de muchos años.

Imagen por resonancia magnética del cerebro en un paciente con EM, las áreas dentro de los círculos muestran lesiones típicas de EM

  • Por el contrario, en las formas progresivas no se producen episodios sucesivos de reagudización sino que la enfermedad evoluciona más o menos rápidamente mediante la aparición de síntomas siempre nuevos. Es posible que formas inicialmente remitentes se transformen en progresivas con el paso del tiempo.

Imagen por resonancia magnética del cerebro en una persona sana


Betaferon es el nombre comercial para interferón beta 1b. el interferón es una sustancia química, naturalmente presente en el cuerpo que tiene ciertos efectos de control sobre el sistema inmune.

Se ha demostrado que Betaferon disminuye la frecuencia de los ataques (brotes/exacerbaciones) de la EM.

Conoce los posibles síntomas de la Esclerosis Múltiple >


No te olvides de visitar la sección...

Viviendo con EM

Mejora tu calidad de vida y la de tu familia. Siente nuestro apoyo a través de distintas actividades e información especializada. Conocé más